Etiquetas

,

Entresuelo_daniel_gasconSinopsis del editor

“A finales de 2006, Daniel Gascón se fue a vivir al piso de sus abuelos, un entresuelo en un ensanche zaragozano. Este libro cuenta la historia de su familia a través de esa casa: la llegada a la ciudad de una pareja de recién casados desde un pueblo de Teruel, una serie de trabajos que incluyen una buena dosis de picaresca, la vida en un piso que acoge a otros matrimonios y a parientes de paso por la ciudad, el cambio paulatino de una mentalidad cerrada, rural y religiosa a una visión abierta, urbana y laica. Cuenta los primeros meses en Zaragoza de un objetor de conciencia aficionado a la poesía: su padre. Narra sus propias estancias en el piso en los años ochenta y noventa, entre un puñado de personajes inolvidables y aficionados a contar historias.

Entresuelo es una autobiografía indirecta en la que Daniel Gascón describe lo que ha vivido y lo que conoce a través de conversaciones y documentos familiares. En sus páginas hay una aproximación lateral a las últimas décadas de la historia de España, y una reflexión íntima y emocionante sobre la memoria y el tiempo. Gascón ha escrito un libro sobre las palabras y las leyendas de familia que no renuncia al humor ni a la levedad, porque, como escribió Albert Camus, después de todo, la mejor manera de hablar de lo que se ama es hablar a la ligera.

Zaragoza en la novela

Este breve libro que el autor llama novela se compone de veinte brevísimos capítulos en los que se reconstruye la vida de la familia del autor, poniendo como punto de observación el entresuelo del número 88 de la avenida Goya de Zaragoza, por el que pasan todos los retratados. Es la historia de una familia típica de la España de las últimas décadas: el abuelo campesino que se va de la aldea (Ejulve, Teruel), el padre trabajador en la ciudad (periodista y escritor), la madre que se incorpora al mercado de trabajo (médica), los hijos que cursan estudios medios o superiores y se airean en el extranjero.

A la familia del autor no le pasa nada en particular, fuera de los avatares normales de una familia trabajadora de clase media de Zaragoza. Daniel Gascón no trasciende más allá del episodio cotidiano y la anécdota familiar, a menudo banal. Todos en la familia son buenos y se quieren mucho, de lo cual nos alegramos, pero la novela precisa acción, conflicto, y en este entresuelo no hay ninguno, por lo que en ocasiones parece que estamos viendo un episodio de Españoles en el mundo: una historia familiar entretenida, pero que no llama la atención porque, ni es muy diferente de la de tantas otras, ni está contada de manera que atrape la atención del lector por su fuerza narrativa. Es la diferencia entre un documental de animales narrado por el locutor habitual de La 2 o uno de El Hombre y la Tierra conducido por Félix Rodríguez de la Fuente.

Libro estimable, sin embargo, en lo que supone de testimonio fehaciente sobre la vida en Zaragoza en estos comienzos del siglo XXI.

La crítica ha dicho…

Anuncios