Etiquetas

, , , , , , , ,

 los fantasmas de ermo nº 2: la columna-bruno loth-9788492534609Sinopsis del editor

“En el sur de España, Ermo, un joven huérfano, se esconde en el carromato de un circo ambulante con el deseo de viajar y ver mundo. Pero el sueño se convertirá en pesadilla cuando, acompañado de Sidi -el mago del circo y su familia-, llegue hasta Barcelona en pleno estallido de la Guerra Civil.

Unidos a las milicias de la CNT, se integrarán en la Columna Durruti en el frente de Aragón. Requetés, anarquistas, comunistas del PSUC y la organización Mujeres Libres son algunas de las asociaciones que, de una manera u otra, toman protagonismo en la vida de Ermo y sus amigos. De nuevo, en esta entrega aparece Durruti y otras personalidades relevantes como Federica Montseny, Andreu Nin o Lucía Sánchez.

Una fantástica sucesión de aventuras con el doloroso contexto de una sociedad devastada por el odio; porque la guerra no es solo el trasfondo dramático de esta novela gráfica, sino un actor principal de esta cautivadora obra del francés Bruno Loth.”

Zaragoza en la novela

Los fantasmas de Ermo es una novela gráfica basada en los primeros momentos de la Guerra Civil española. Se compone de tres partes con títulos simbólicos (El fuego, La columna, La última esperanza) que desprenden cierto aroma a la forja del rebelde arturobareano (La forja, La ruta, La llama). Toda la obra se remite más a la fantasía que a la descripción, más a la idea que al hecho, situándose en el polo opuesto de otra novela gráfica reciente sobre la Guerra Civil, Los surcos del azar, de Paco Roca. Mientras que la magnífica novela de Paco Roca consigue poner en pie un relato heróico basado en la narración rigurosa de los hechos, la fidelidad en la representación gráfica y la construcción de unos personajes sólidos, todo ello apoyado en un amplísimo trabajo previo de documentación, Los fantasmas de Ermo constituye una entrega más del folklorismo guerracivilero iniciado por Hemingway con Por quién doblan las campanas y del que forman parte películas como Libertarias y Tierra y libertad.

Los fantasmas que acompañan al joven Ermo no son solamente los de sus padres, sino sobre todo los del autor, Bruno Loth, que incurre en una representación de la guerra de España basada en mitos caducos, ideas prendidas con alfileres e imaginería tomada de las mismas fotos de siempre, colocada sin orden ni concierto.

Para que no falte detalle de la España pintoresca, Loth sitúa como protagonistas de la acción a un grupo de gitanos que recorren España con un circo ambulante, a los que se une el huérfano Ermo para ver mundo. Naturalmente, cuando la ocasión lo requiera estos gitanos mostrarán ser anarquistas de manera innata, y se unirán alegres a las columnas libertarias que saldrán de Barcelona en julio de 1936 para liberar Zaragoza. Lo cierto, más bien, es que los gitanos en aquella época eran una minoría marginal y marginada, de la que nadie quería saber nada y que no tuvo la más mínima participación política. Pero en una novela sobre la España profunda, el lector extranjero se sentiría defraudado si no hubiera gitanos.

Otro tanto pasa con los anarquistas y los poumistas. Desde el primer momento hay una presencia del POUM mucho mayor de la que tuvo realmente. Ya en la primera viñeta de la primera parte, que es un pueblo “del sur de España” puede verse un cartel del POUM pegado en una pared, lo cual es harto dudoso, pero se compagina bien con la tendencia actual en la narrativa políticamente correcta de la Guerra Civil de poner en la categoría de malvados a los comunistas estalinistas, mientras que los anarquistas y los poumistas serían genuinos representantes del buen pueblo español. El conglomerado CNT-FAI no es visto como una fuerza política, sino como una emanación del espíritu popular, y el POUM es presentado como una organización política que adquiere relevancia solo como víctima de la persecución estalinista.

Para que al lector no le pase inadvertido que los comunistas son malos, Loth los representa de esta guisa:

ERMO 007El hombre que parece Pancho Villa es el capitán de una columna miliciana del PSUC y el que le acompaña, con barbita y gafas tipo Trotsky, es un asesor soviético. En los Monegros. En agosto de 1936.

Por si no quedara claro, el capitán psuquero, el asesor soviético y el comisario político (el de la gorrita que ronca plácidamente) se constituyen en “corte marcial” para juzgar a un explotador del pueblo.

ERMO 008

Naturalmente, los malvados comunistas detienen en Barcelona a un honrado gitano anarquista del circo de Ermo, sin motivo alguno, y entonces interviene para liberarlo nada menos que Federica Montseny. También hace un cameo Juan García Oliver:ERMO 006

En otros momentos aparecen por ahí Andrés Nin, Lluis Companys y Buenaventura Durruti, en sus papeles de hombres buenos, para decir sus frases para la posteridad.

La ciudad de Zaragoza sale en una página de escaso rigor histórico y narrativo. Es de suponer que el autor ha usado una foto aérea de la época para reproducir la plaza del Pilar, pero desde el punto de vista de la narración no es aceptable que el general jefe de los sublevados discuta un plan secreto con el capitán del servicio de Inteligencia en un salón atiborrado de gente (¿qué hacen siete soldados de guardia dentro del salón? ¿de dónde ha salido ese moro con sable y chilaba? ¿por qué hay un cuadro a la izquierda apoyado en el suelo?).

ERMO 002Se trata, en suma, de una novela de aventuras vagamente relacionada con la Guerra Civil española, cuyo argumento se basa en los tópicos habituales de los extranjeros que siguen viendo romanticismo y gitanerío en las matanzas españolas. Una españolada.

La crítica ha dicho…

  • Entrevista a Bruno Loth en rtve.es (22 de febrero de 2013).
Anuncios